La Norman Foster Foundation se encuentra en la calle Monte Esquinza, en el corazón del barrio madrileño de Chamberí, en un palacete diseñado por Joaquín Saldaña en 1912 para el Duque de Plasencia.

La sede de la Fundación se halla en un palacete protegido diseñado por Joaquín Saldaña en 1912 para el Duque de Plasencia. Desde los años treinta, sus espacios han albergado la Embajada de Turquía durante medio siglo, y más recientemente la sede de un importante banco español. La Fundación ha llevado a cabo importantes reformas para devolver al palacio su esplendor original. Las diferentes salas distribuidas en las cuatro plantas del palacete albergan en la actualidad una combinación de galerías, archivo, biblioteca y espacios de estudio y trabajo.