El Archivo de la Fundación se estableció en la sede de Madrid en 2015. Desde entonces el Archivo continúa su labor de conservar y divulgar la obra arquitectónica de Norman Foster a través de los materiales que contiene.

La documentación de un archivo de arquitectura es fuente primaria para el estudio científico de la disciplina, parte del patrimonio colectivo, memoria de las ciudades y clave para las intervenciones en el entorno edificado. Además, estos fondos son también el testimonio de unas profesiones y de sus particulares formas de trabajo.

Es significativo que el Archivo sea el núcleo de una institución que tiene como uno de sus objetivos fomentar el pensamiento y la investigación interdisciplinar para ayudar a los jóvenes arquitectos, ingenieros, diseñadores y artistas a anticiparse al futuro. Norman Foster lo explica así:

It has been said that if you wish to see far ahead in time then you must first look back to see lessons from the past.

Es pues, función del Archivo, recoger las lecciones del pasado que servirán de inspiración y sugerencia para las siguientes generaciones.