Thomas T.K. Zung

En el séptimo episodio de nuestra serie "Building the Future", Thomas T.K. Zung, presidente de Buckminster Fuller, Sadao and Zung Architects, recuerda haber conocido a Norman Foster después del primer encuentro de este último con Buckminster Fuller. Zung da un conmovedor testimonio de primera mano de la estrecha relación que presenció desarrollar entre las dos mentes.

Fuller, que describió a Foster como un “joven realmente muy interesante”, visitó el recién terminado Sainsbury Center y preguntó cuánto pesaba el edificio. En respuesta a esto, Foster calculó el peso exacto, que, como señala Zung, “fue la primera vez que alguien regresó y respondió” una de las preguntas de Fuller.

Este resultó ser un crisol del que surgirían proyectos cada vez más innovadores; todo resonante con el potencial de mejorar nuestro entorno. Una idea “realmente sorprendente” que recuerda Zung fue la respuesta de Foster al interés de Fuller en la vivienda. Pensado como un regalo para Fuller, y una respuesta a su interés en las estructuras geodésicas, Foster creó una cúpula de resonador doble. Este fue un diseño funcional y práctico; “Una casa real, no solo una obra de arte”.

Con su teorización de “Spaceship Earth”, Fuller fue uno de los primeros diseñadores en enfatizar la sostenibilidad y la aplicación de tecnología a los problemas de contaminación y una población mundial en expansión. Zung señala que la sostenibilidad, como eje del buen diseño, fue algo que Foster comprendió de inmediato, además de adoptar un enfoque holístico de las contribuciones positivas que la arquitectura puede realizar.